Ilustraciones de Xavier Ruiz cedidas por Lynx Edicions

La técnica

Los castells no son el resultado de improvisaciones aleatorios en las plazas, sino fruto de un estudio detallado de las estructuras, sus componentes y las funciones y ubicaciones de cada uno de ellos, en primer lugar; y de un ensayo constante durante meses, en segundo.

Partes de un castell

Pom de dalt

Son siempre los tres últims pisos de un castell, excepto en los pilars (‘pilares’). Lo integran los más pequeños de la estrucutra: dosos, acotxador y enxaneta. Y, atención, porque para determinar la altura del castell, ¡cada uno de ellos computa como un piso!

Tronc

Son los castellers que configuran el esqueleto de la estructura. Segons, terços, quarts, quints, sisens y setens es la nomenclatura que recibirá cada uno de los pisos del castell. La tipología de castellers varía en función del piso; como más arriba más ágiles y ligeros son los componentes.

Folre i manilles

La dificultad técnica de algunas construcciones hace que sea necesaria una segunda base de soporte, folre (‘forro’), o hasta una tercera, manilles (‘manillas’), que están concebidas como una pinya pero más reducida en número de castellers.

Pinya

Es el nombre que recible la base del castell y tiene dos funciones básicas: por un lado, fija la estructura, y por el otro funciona como colchón en caso de caída. Una de las cosas que más sorprenden al espectador menos habituado es que la estructura de la pinya (‘piña’) está perfectamente organizada en cuanto al número de castellers que la forman, la manera como se colocan y la función que desempeñan. Es un verdadero rompecabezas.

Tipos de castell

No todos los castells son iguales. El nombre de las estructuras está determinado por dos parámetros: el número de castellers por piso –sin tener en cuenta el pom de dalt– y el número de pisos. El mínimo de pisos que debe tener una estructura para ser considerada un castell son seis, con la única excepción de los pilars, que se hacen a partir de cuatro pisos.

Estructuras simples

Son las más fáciles de contar e identificar. Se componen de uno, dos, tres o cuatro castellers por piso. Pero cuidado, que cuando nos referimos a estructuras simples no queremos decir que sean fáciles de hacer.

Pilar

Es una de las estructuras más técnicas, ya que cada piso está formado por un solo casteller. Sirve para poner el punto final a todas las actuaciones, y a veces también para iniciarlas. El abanico de posibilidades va desde los cuatro pisos, los más sencillos, hasta los de ocho, que hasta ahora son los de máxima dificultad.

Dos o Torre

Es complejo técnicamente ya que requiere mucho equilibrio. Cada piso está compuesto por dos castellers. Se hacen desde seis pisos hasta nueve.

Tres

Está formado por tres castellers por piso. Es la estructura que ha llegado más arriba, ya que se ha conseguido hacer de diez pisos.

Cuatro

Es la estructura más estable y se acostumbra a utilizar para hacer debutar nuevos castellers. El quatre nou sense folre (literalmente, ‘cuatro de nueve sin forro’) es el más complicado que se ha conseguido.

Estructuras complejas

Con más de cuatro castellers por piso, las estructuras complejas no son nada más que una combinación de estructuras simples. Algunas de ellas son verdaderas obras de ingeniería.

Cinco

Está integrado por cinco castellers por piso, dispuestos formando un tres y un dos adyacente. Tiene la singularidad que el enxaneta ha de hacer dos aletes (levantar la mano dos veces) para coronarlo.

Castells amb l'agulla o el pilar

Se componen de una estructura exterior y un pilar que se construye en el interior. Estos castells no se consideran coronados hasta que no se desmonta completamente la estructura exterior. El más normal es el cuatro, pero también se puede meter un pilar dentro de un tres y hasta de un cinco.

Siete

Está formado por un tres y un cuatro anexados, como en el cinco, el uno con el otro, y el enxaneta tiene que hacer dos aletes para coronarlo.

Nueve

Es el castell más multitudinario, ya que lo forman nueve castellers por piso que se organizan en un tres interior y tres estructuras de dos. Se puede hacer con un solo enxaneta o con tres.

Estructuras singulares

Se trata de castells que aunque tienen una estructura simple se singularizan bien por la forma de levantarse o bien porque prescinden de alguna base de apoyo habitual.

Levantados por debajo

Habitualmente, los castellers van trepando por el exterior de la estructura hasta llegar a colocarse encima de los hombros de sus compañeros. Aun así, también existe la técnica inversa: son los castells levantados por debajo, a peso. Lo primero que se ve son los pisos superiores, que se van elevando a medida que los inferiores se van incorporando por debajo.

Castells nets

Cada castell dispone de una base habitual: hay castells que solo tienen pinya, pero otros, por su dificultad, necesitan de una segunda base, el folre, o hasta una tercera, las manilles. Los castells se llaman nets (‘limpios’) cuando se intentan sin sus “ayudas” habituales. El quatre de nou, por ejemplo, se acostuma a hacer con folre. Pero si se levanta sin esta segunda base de soporte, se le llama quatre de nou net (o sense folre, ‘sin forro’). Lo mismo pasas cuando se intenta sin manilles un castell que habitualmente las lleva, o cuando una construcción que sólo tiene pinya se intenta sin ella.

made by 4funkies